Modelos de bisagras

Parece mentira, pero en el mercado existen muchos tipos de bisagras diferentes para distintos tipos de situación, por lo que puede resultaros engorroso elegir la correcta que se adapte a vuestras necesidades. Es por eso que hoy os hablaremos de los distintos tipos de bisagra que hay disponibles, para que podáis elegir la mejor para vosotros.

Definición de bisagra

Una bisagra es un herraje hecho con 2 piezas unidas por eje, el cual permite que éstas se puedan mover sin separarse. Normalmente son usadas en muebles y puertas para permitir que abran y cierren con facilidad.

Bisagras de libro

Son las más conocidas y fáciles de utilizar, su característica principal es que se pueden abrir como un libro, lo que permite atornillar con facilidad a la madera cada parte. Existen distintos modelos como de latón, cincadas, rústicas, entre otras. Generalmente las usan en muebles, pero pueden ser utilizadas en un sinfín de cosas debido a su versatilidad.

Bisagra de piano.

Estas en realidad son iguales a la anteriores, solo que su tamaño es mucho más grande, por lo tanto son más resistentes y necesitarán de más tornillos para sujetarlas. Debido a su tamaño su uso está un poco restringido, sin embargo, algunas las modifican cortándolas por la mitad usando algo de fuerza bruta para que se adapte a sus necesidades.

Bisagras desmontables

Estas bisagras consisten, en que el eje que une a las piezas se puede quitar y poner cuando queráis, por lo que podéis desmontar las piezas cuando necesitéis. Generalmente las usan poco, porque se instalan en puertas o muebles que saben que van a tener que separar o desmontar para poder unir otra vez en algún futuro.

Bisagras de Pernio

Estas son las bisagras más utilizadas en puertas y ventanas, con el inconveniente de que no son fáciles de instalar si no se sabe trabajar con ellas ni se cuenta con la experiencia para ello. Por lo que son mayormente utilizadas por profesionales en el área debido a su efectividad.

Son difíciles de cuadrar o cajearlas como dicen algunos, y para ello utilizan una fresadora o formón de acuerdo al gusto del que la esté instalando.

Bisagras invisibles

Este tipo de bisagras también le llaman bisagras ocultas, ideales para abrir dos piezas de madera como un libro sin que se vean las bisagras.

Bisagras doble acción

Este tipo de bisagras permiten abrir una puerta de adentro hacia afuera y viceversa, y vuelven a su posición original, como las que se ven en las puertas de las cocinas, donde son más utilizadas debido a que en las cocinas hay un flujo de salida y entrada constante de personal. Son muy fáciles de instalar y son muy convenientes siempre y cuando habréis calculado el espacio para que las puertas se puedan abrir y cerrar sin problemas.

Bisagras de cazoleta

Este tipo de bisagras son instaladas muy frecuentemente  en los muebles y alacenas de las cocinas. Tienen la ventaja de que no se ven por fuera y que a partir de cierto ángulo, se cierran solas, su ángulo de apertura es bastante amplio, pero éstos se pueden ajustar a vuestra medida y  gustos. El inconveniente es que no son fáciles de instalar, ambas piezas de la bisagra deben encajar perfectamente y estar alineadas de manera que permitan el movimiento, ya que si algo está algo fuera de lugar, no funcionarán correctamente.

De este tipo de bisagra existen 3 modelos muy importantes:

Las bisagras de cazoleta rectas, que se usan siempre que la puerta esté en el exterior y lateral al mueble. La bisagra súper acodada la cual se usa solamente cuando la puerta está en el interior. Y la bisagra acodada la cual se usa cuando la puerta está en una zona intermedia.

Bisagras de superficie

Estas bisagras tienen el mismo mecanismo que la anterior pero con la ventaja de que son más fáciles de instalar, no necesitan un fresado para poder instalarlas, solo un par de tornillos para sujetarlas. Las empresas profesionales optan por el modelo de cazoleta, mientras que los aficionados al bricolaje utilizan éstas para cumplir la misma función sin ganar dolores de cabeza durante la instalación.

Bisagras para vidrio

Estas bisagras especiales para vidrio, sujetan el cristal con ayuda de una pieza en forma de U, con la cual se adhiere al cristal por medio de varios tornillos, de esa manera, las puertas de cristal podrán abrir y cerrar con seguridad de que el cristal se caiga.

Otras Bisagras

Existen otros modelos de bisagras más oscuros y menos utilizados, pero si no estáis seguros de qué tipo de bisagra usar todavía, es mejor que consultéis a los profesionales para que os aconsejen de la mejor manera y no gastéis la plata en vano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *