Blog

Modelos de caja fuerte

En el día de hoy os enseñaremos los tipos de caja fuerte que existen disponibles en el mercado. Es importante que seáis elegir el tipo correcto de caja fuerte que necesitáis de acuerdo al sitio donde las vais a poner, ya sea para vuestra casa, negocio, habitación de hotel, etc. No olvidéis que cada tipo de caja tiene distintos tipos de diseño y tamaño para que podáis elegir la que mejor se adapte a vuestra estancia.

Caja fuerte de sobremesa

También llamadas cajas fuertes de sobreponer, están hechas para colocar encima de mesas, armarios, estantes, etc. pero no para empotrar en la pared. Otros modelos van encima del suelo debido a que son muy grandes. Este tipo de caja fuerte por lo general son muy pesadas para evitar que puedan ser cargadas y  llevadas con facilidad.

Cajas fuertes para empotrar

Son el tipo de caja fuerte más utilizadas, van incrustadas o enclavadas en la pared. Supone un gran desafío para los ladrones robarla, ya que necesitan abrir un hueco en la pared, además también son muy pesadas. Son muy complicadas de abrir sin la combinación correcta.

Cajas fuertes ignífugas

Este tipo de cajas fuertes son muy resistentes al calor y evitan que las altas temperaturas lleguen a su interior, incluso aguantan la aplicación directa de llamas. Son las ideales para guardar papeles y/o documentos de valor así como aparatos electrónicos. Tenéis que tomar en cuenta de que la caja fuerte tiene que aguantar 170°C en su interior para resguardar el papel y 52°C para los artículos eléctricos.

Cajas fuertes camufladas

El fin de estas cajas es la de adaptarse a las paredes de vuestra habitación u oficina, utilizando diversos diseños de los que podréis elegir.

Cajas fuertes de suelo

Este tipo de cajas poseen un diseño muy robusto y poco estético. Van empotradas en el suelo, por lo cual se puede camuflar muy bien, las personas podrías caminar sobre ellas sin darse cuentas de que están pisando una caja fuerte con vuestros artículos de valor, por lo que os aconsejamos que guardéis el secreto para vosotros mismos.

Cajas fuertes de alta seguridad

Son cajas fuertes con códigos más complejos y mecanismos para abrirla más difíciles que las anteriores, ideales para resguardar artículos de extremado valor para vosotros.

Cajas fuertes decorativas

Se parecen muchos a las cajas fuertes camufladas ya que se integran muy bien a la armonía de la habitación, por lo que pueden pasar desapercibidas a simple vista. Son muy fáciles de instalar y muy seguras también.

Cajas fuertes para hoteles

Son cajas fuertes diseñadas para que la clave pueda ser cambiada fácilmente entre distintos huéspedes. Los clientes la usan por lo general para guardar su dinero, joyas, pasaportes, etc. Cuando están de estadía en el hotel en desconfianza de que la mucama u otro personal del hotel pueda robar sus cosas.

¿Cuál caja fuerte debéis confiar?

El caso depende de donde la queráis instalar y para qué fin. Si queréis instalar una en vuestra casa, en la alcoba para guardar vuestras joyas y otras pertenencias, el modelo para empotrar es el mejor para vosotros ya que tiene un nivel aceptable de seguridad. Tened en cuenta de que no tienen el mismo nivel de seguridad que las cajas fuertes industriales destinadas para grandes compañías. Si vais a instalar una caja fuerte en la oficina de vuestro negocio, necesitáis una caja fuerte que sea de alta calidad y con reforzamientos. En vista de que las cajas fuertes son más atacadas por ladrones en el robo a negocios, la mejor decisión sería una caja fuerte camuflada para que pase desapercibida. También conviene una caja fuerte ignífuga la cual protege vuestro papel moneda y documentos importantes.

¿Qué tan seguras son las cajas fuertes?

Las cajas fuertes en general son muy seguras, están hechas para resistir todo tipo de maltratos y con claves difíciles de deducir. Obviamente una caja barata no tendrá el mismo nivel de seguridad que una caja fuerte más costosa. Un factor a tomar en cuenta para valorar el nivel de seguridad de las cajas fuertes, es por el número de combinaciones. A mayor número de combinaciones, mayor nivel de seguridad. Esto se logra mediante el número de dígitos o caracteres multiplicados en número de veces por el número de ruedas, mientras más caracteres y más ruedas, mayor combinaciones y por ende, mayor seguridad os brindará.

Lo que debéis saber sobre cilindros antibumping

Seguramente habéis escuchado acerca del bumping, la técnica más usada por los ladrones para forzar vuestras cerraduras. Por eso es necesario que os informéis acerca los cilindros antibumping para que puedas brindarle a vuestros familiares y bienes una mejor protección.

¿Qué es un cilindro antibumping?

Como su nombre lo indica son cilindros diseñados específicamente para evitar que un ladrón manipule vuestros cilindros mediante la técnica del bumping y pueda acceder a vuestros domicilios. Lo que disminuye la posibilidad de que os roben mediante esta técnica.

Estos cilindros también vienen disponibles en distintos tipos de modelos y diseños, por lo que debéis evaluarlos para que podáis elegir la que mejor se adapte a vuestro presupuesto y necesidades.

¿Cómo identificar una cerradura antibumping?

La única manera de saber si vuestra cerradura cuenta con este sistema, es buscando en internet o llamando a la empresa fabricando, preguntando si ese modelo cuenta con esta tecnología. Si no sabéis que modelo es vuestra cerradura, será muy difícil saberlo.

Si vais a comprar un nuevo cilindro para reemplazar uno viejo, podéis leer en la caja del cilindro para saber si cuenta con tecnología antibumping o no. Siempre os recomendamos que compréis cilindros hechos por empresas reconocidas, ya que siempre son de mejor calidad y tienen sello de garantía de seguridad.

También es recomendable que coloquéis un escudo protector al cilindro para no dejarlo tan expuesto. Si además de esto le colocáis otro cerrojo a la puerta, el ladrón promedio no intentará abrir la puerta al ver que requiere demasiado trabajo abrirla.

¿Son todos los cilindros antibumping iguales?

La respuesta a esta pregunta es no. No todos los cilindros son iguales, ya que existen muchos modelos en el mercado. Lo que debéis saber es que la seguridad de los cilindros depende del número de pitones que tenga, a mayores pitones, mayor seguridad y mayor costo tendrá el cilindro. Por ejemplo, el de un piton es my vulnerable, mientras que el de 8 es muy seguro.

Siempre recomendamos también que aparte de antibumping las cerraduras cuenten con sistema anti taladro, anti palanca, anti ganzúa, para brindaros la mejor seguridad posible.

Los últimos tiempos, los ladrones se valen cada vez más del método de duplicado de llave. Si queréis evitar este tipo de robo, os recomedamos que compréis una cerradura con llave anticopia. Este sistema cuenta con una tarjeta de identificación, la cual la empresa os pedirá en el momento de que solicitéis una copia de una llave, lo que quiere decir que solamente vosotros tendréis el control de las copias de las llaves que se hacen, nadie más puede.

Consejos para comprar una buena cerradura antibumping

Resumiendo los argumentos anteriores, para elegir un buen cilindro, tenéis que comprar uno de una buena marca, que tenga bastantes pitones, y que le añadáis otras medidas de protección, como escudos de cilindros y que instaléis el cilindro en una cerradura con las medidas anteriormente mencionadas.

¿Cuánto os costará una cerradura antibumping?

Es difícil ofreceros un precio exacto ya que los precios varían de acuerdo a la calidad del cilindro. Un bombín o cilindro económico puede rondar entre los 20 y 30 euros, pero no valen la pena, porque al ser los más baratos del mercado, son los más fáciles de manipular. En cambio un buen cilindro puede costar alrededor de 200 euros más la instalación. Así que si queréis gozar de una buena seguridad, debéis estar dispuesto a gastar un poco más de vuestra cuenta. También es importante que la instalación del cilindro sea realizado por un cerrajero profesional, ya que un cilindro mal instalado, es igual a no tener ninguno, ya que es fácilmente burlado por los ladrones.

Recordad siempre que ningún cilindro de última generación puede salir muy barato, es posible que os intenten estafar ofreciéndoles cilindros defectuosos o con mañas para que os puedan robar después. La seguridad de vuestra familia no es juego, debéis estar dispuesto a gastar lo necesario para asegurar su bienestar y tranquilidad y evitar malos ratos.

Modelos de bisagras

Parece mentira, pero en el mercado existen muchos tipos de bisagras diferentes para distintos tipos de situación, por lo que puede resultaros engorroso elegir la correcta que se adapte a vuestras necesidades. Es por eso que hoy os hablaremos de los distintos tipos de bisagra que hay disponibles, para que podáis elegir la mejor para vosotros.

Definición de bisagra

Una bisagra es un herraje hecho con 2 piezas unidas por eje, el cual permite que éstas se puedan mover sin separarse. Normalmente son usadas en muebles y puertas para permitir que abran y cierren con facilidad.

Bisagras de libro

Son las más conocidas y fáciles de utilizar, su característica principal es que se pueden abrir como un libro, lo que permite atornillar con facilidad a la madera cada parte. Existen distintos modelos como de latón, cincadas, rústicas, entre otras. Generalmente las usan en muebles, pero pueden ser utilizadas en un sinfín de cosas debido a su versatilidad.

Bisagra de piano.

Estas en realidad son iguales a la anteriores, solo que su tamaño es mucho más grande, por lo tanto son más resistentes y necesitarán de más tornillos para sujetarlas. Debido a su tamaño su uso está un poco restringido, sin embargo, algunas las modifican cortándolas por la mitad usando algo de fuerza bruta para que se adapte a sus necesidades.

Bisagras desmontables

Estas bisagras consisten, en que el eje que une a las piezas se puede quitar y poner cuando queráis, por lo que podéis desmontar las piezas cuando necesitéis. Generalmente las usan poco, porque se instalan en puertas o muebles que saben que van a tener que separar o desmontar para poder unir otra vez en algún futuro.

Bisagras de Pernio

Estas son las bisagras más utilizadas en puertas y ventanas, con el inconveniente de que no son fáciles de instalar si no se sabe trabajar con ellas ni se cuenta con la experiencia para ello. Por lo que son mayormente utilizadas por profesionales en el área debido a su efectividad.

Son difíciles de cuadrar o cajearlas como dicen algunos, y para ello utilizan una fresadora o formón de acuerdo al gusto del que la esté instalando.

Bisagras invisibles

Este tipo de bisagras también le llaman bisagras ocultas, ideales para abrir dos piezas de madera como un libro sin que se vean las bisagras.

Bisagras doble acción

Este tipo de bisagras permiten abrir una puerta de adentro hacia afuera y viceversa, y vuelven a su posición original, como las que se ven en las puertas de las cocinas, donde son más utilizadas debido a que en las cocinas hay un flujo de salida y entrada constante de personal. Son muy fáciles de instalar y son muy convenientes siempre y cuando habréis calculado el espacio para que las puertas se puedan abrir y cerrar sin problemas.

Bisagras de cazoleta

Este tipo de bisagras son instaladas muy frecuentemente  en los muebles y alacenas de las cocinas. Tienen la ventaja de que no se ven por fuera y que a partir de cierto ángulo, se cierran solas, su ángulo de apertura es bastante amplio, pero éstos se pueden ajustar a vuestra medida y  gustos. El inconveniente es que no son fáciles de instalar, ambas piezas de la bisagra deben encajar perfectamente y estar alineadas de manera que permitan el movimiento, ya que si algo está algo fuera de lugar, no funcionarán correctamente.

De este tipo de bisagra existen 3 modelos muy importantes:

Las bisagras de cazoleta rectas, que se usan siempre que la puerta esté en el exterior y lateral al mueble. La bisagra súper acodada la cual se usa solamente cuando la puerta está en el interior. Y la bisagra acodada la cual se usa cuando la puerta está en una zona intermedia.

Bisagras de superficie

Estas bisagras tienen el mismo mecanismo que la anterior pero con la ventaja de que son más fáciles de instalar, no necesitan un fresado para poder instalarlas, solo un par de tornillos para sujetarlas. Las empresas profesionales optan por el modelo de cazoleta, mientras que los aficionados al bricolaje utilizan éstas para cumplir la misma función sin ganar dolores de cabeza durante la instalación.

Bisagras para vidrio

Estas bisagras especiales para vidrio, sujetan el cristal con ayuda de una pieza en forma de U, con la cual se adhiere al cristal por medio de varios tornillos, de esa manera, las puertas de cristal podrán abrir y cerrar con seguridad de que el cristal se caiga.

Otras Bisagras

Existen otros modelos de bisagras más oscuros y menos utilizados, pero si no estáis seguros de qué tipo de bisagra usar todavía, es mejor que consultéis a los profesionales para que os aconsejen de la mejor manera y no gastéis la plata en vano.

Lo que debéis saber sobre las cerraduras embutidas

Las cerraduras embutidas son aquellas que van empotradas en el interior de las puertas del lado lateral, de manera que la mayor parte de esta cerradura se encuentra dentro de la puerta, lo único que se encuentra fuera es el hueco de la cerradura donde metéis la llave.

De este tipo de cerraduras existen varios modelos y diseños, de los cuales destaca el de sistema de autobloqueo, el cual activa un bloqueo para que pueda evitar ser manipulada por un ladrón. Estas suelen ser un poco más caras por lo que debéis invertir un poco más en vuestro presupuesto.

¿Cuál cerradura embutida debéis comprar?

Cuando os toque elegir una cerradura embutida para la puerta de vuestro hogar, debéis tener siempre en cuenta de que la seguridad cuesta dinero. No podéis pretender que una cerradura barata y sencilla sea muy segura. Si os ofrecen una cerradura de “última generación” más barata que los precios del mercado, debéis desconfiar ya que es muy sospechoso.

Siempre recomendamos que por lo mínimo compréis una cerradura con sistema antibumping. Si queréis más seguridad entonces tenéis que invertir en una que también tenga sistema anti palanca, anti ganzúa, anti taladro. Para que estéis mejor protegidos.

Otra cosa que debéis tener en cuenta es que siempre es mejor comprar cerraduras fabricadas por empresas conocidas. No las recomendamos solo por el nombre de la marca, sino porque esas empresas llevan años en el negocio ganándose su puesto y cuentan con expertos y estándares de calidad muy altos, lo cual hacen sus cerraduras más seguras.

Si un cerrajero de confianza, os recomienda una cerradura de una marca no tan reconocida, pero la recomienda por experiencia de haber trabajado con ella, entonces estáis en vuestro derecho de decantaros por dicha cerradura.

¿Cómo podéis instalar una cerradura embutida?

Si habéis conseguido vuestra cerradura embutida perfecta, pero no queréis pagar por un cerrajero que os la instale debido a que queréis ahorraros unos euros, debéis tener mucho cuidado, ya que una cerradura mal puesta es igual a no tener instalada ninguna, ya que los ladrones se pueden aprovechar de ello.

Si aún así queréis entrar en el mundo del bricolaje y hacerlo vosotros mismos, necesitáis contar con las herramientas necesarias, en este caso: un destornillador, una lima, un taladro con brocas para madera y para metal, una cinta métrica, una corona dentada, un formón y por supuesto, la cerradura que queréis instalar. Si no contáis con alguna de estas, será mejor que llaméis a un cerrajero para que la instale correctamente.

Pasos para instalar la cerradura embutidas

Algo que debéis tener en cuenta antes de comprar la cerradura, es que tengáis el modelo correcto, ya que estos cambian de acuerdo a si la puerta se abre hacia la derecha o hacia la izquierda.

Si vuestra puerta ya tenía una cerradura embutida instalada, solo os bastará con quitar la vieja y reemplazarla con la nueva, es cuestión de quitar y apretar un par de tornillos. Si vas reemplazar una cerradura vieja, os recomendamos que compréis una cerradura de la misma marca y medida, para que os ahorréis el trabajo de hacer le modificaciones a la puerta para instalar la cerradura nueva.

Si la puerta no tenía una cerradura instalada antes, es donde el trabajo se complica. Lo primero que debéis hacer es marcar una zona de 1.05 metros de alto, para que la manilla quede en el sitio correcto.

Ahora debéis marcar los agujeros con el taladro, es importante que uséis topes para que no os paséis la distancia con la broca del taladro.

Luego con el formón y la lima tenéis que elaborar el hueco donde irá instalada la caja de la cerradura, es importante que la caja calce perfectamente en el hueco  de manera ajustada sin que quede bailando. Este paso tiene que hacerse con mucho cuidado ya que corréis el riesgo de estropear la puerta o la cerradura y que quede mal instalada.

Lo siguiente será colocar el bombín o cilindro, para eso tenéis que marcar bien donde realizarás el hueco con ayuda de la corona dentada, tanto por delante como por detrás de la puerta, para que el bombín pase recto a través de la puerta y en medio de la caja de la cerradura. Una vez instalado y atornillado el bombín, solo tenéis que colocar la chapa de protección y los embellecedores para terminar con el proceso.

Como podéis comprobar instalar una de estas cerraduras en una puerta desde cero es un trabajo algo engorroso que requiere de destreza y experiencia, por eso os recomendamos que si no estáis seguros o preparados, mejor llaméis a un cerrajero profesional el cual os instalará la cerradura en un santiamén con sello de garantía de que quedará bien instalada.